English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
Trabajo con visualizaciones
 

Ecopsicología/Trabajo con visualizaciones


Trabajo con visualizaciones

Las clases de hatha yoga (u otros entrenamientos) pueden ser complementadas con ejercicios dirigidos al desarrollo de la facultad de crear visualizaciones. Tal trabajo establece las premisas necesarias para obtener la clarividencia y nos prepara para aprender luego las formas más altas de la meditación.

Empecemos con cosas fáciles. Visualicemos un tomate, una manzana, una pera jugosa; veámoslos muy claramente; imaginemos cómo los olemos, mordemos, saboreamos y tragamos con deleite…

Nos trasladamos al silencio matutino de un lago. Estamos en un bote que se encuentra en un matorral de carrizo humedecido con el rocío. En cada hoja hay unas tiernas gotitas… Los peces juegan en el agua y producen un sonido agradable… Se oye el silbido de las alas de los patos… Los carriceros empiezan a cantar…

O podemos imaginar que estamos tomando el sol en la playa, deleitándonos en esta luz matutina extática que satura tanto los cuerpos como las almas…

O estamos recogiendo hongos. Los cortamos y —con amor— los limpiamos de las hojas otoñales y de las hierbas secas. Observamos con admiración un boleto* grande y robusto…

Podemos inventar muchas otras visualizaciones semejantes. Éstas deben necesariamente traernos la sutileza, la belleza y el éxtasis y enseñarnos, entre otras cosas, el sattva.

El entrenamiento será más complejo si nosotros mismos nos experimentamos como algún objeto sáttvico, por ejemplo, como una pera dulce y jugosa, como una fresa, como una flor tierna y aromática o como un sol suave y cariñoso. Podemos aprender a ubicar estas visualizaciones, llenas de la energía de la conciencia, de la sensación del «yo», dentro del chakra anahata en el tórax.

Y cuando hayamos desarrollado bastante esta habilidad, nos será muy fácil invitar al anahata al Maestro Divino cuya Imagen conocemos muy bien por Sus fotos y Él o Ella empezará a sonreír y a hablarnos desde allí.

Pero esto será posible siempre y cuando lo merezcamos llevando un estilo de vida impecable, fortaleciéndonos en el sattva, estudiando intensivamente las Enseñanzas de Dios y transformándonos de acuerdo con éstas.

A propósito, el término «visualización» viene del budismo tibetano. Sin embargo, es muy importante aconsejar al lector que tenga una actitud crítica hacia algunas recomendaciones respecto a este tema que se encuentran en la literatura y en los discursos de algunos predicadores ignorantes del budismo.

Por ejemplo, como un método de «magia protectora», se recomienda rodear el propio cuerpo con las visualizaciones de «deidades furiosas», es decir, con las visualizaciones de diablos y demonios. Y, de hecho, a partir de cierto momento, estas visualizaciones cobran vida después de que los seres infernales respectivos entran en ellas.

Un médico y místico de San Petersburgo, una persona poco inteligente, con defectos éticos groseros pero con buenas capacidades extrasensoriales, empezó a dominar estas técnicas de magia negra junto con su grupo de discípulos.

El efecto de estas prácticas se manifestaba, entre otras cosas, en que las personas, simplemente al conversar con él, se enfermaban.

Y cuando ellos iban a las clases de otros grupos para curiosear, los integrantes de éstos se desmayaban.

Aquel líder se volvió energéticamente muy grosero y se convirtió en un diablo de carne y hueso, pero seguía «sanando» y enseñando la curación extrasensorial, aunque, sin duda, las personas de este tipo no pueden sanar, sino solamente hacer daño.

La historia terminó cuando alguien lo acuchilló en su propia bañera, lo cual llegué a saber por una necrología en un periódico. Muy probablemente, el asesino haya sido alguna de las víctimas de su «curación» o algún allegado a ésta.

¡Pero nosotros no queremos encontrarnos en el infierno! ¡Nosotros nos preparamos para llegar a ser Dios, y no el diablo! Por lo tanto, después de tomar en cuenta esta trágica experiencia ajena, este triste ejemplo de la degradación espiritual, apartémonos de éste y encaminémonos hacia las moradas de Pureza, de Luz, de Ternura y de Amor con el fin de sintonizarnos con éstas y convertirnos en éstas.

* * *

Si usted ya tiene capacidades que pueden ser útiles para los demás, puede intentar reunir a sus amigos y enseñarles lo que sabe. De esta manera sus conocimientos, facultades y esfuerzos se unirán, y ustedes juntos podrán crecer preparándose para los siguientes escalones del Camino espiritual.

<<< >>>



Ecopsicología
Buy from Amazon

Bajalibros

 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto