English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
2. Cómo entender la palabra Dios
 

Ecopsicología/2. Cómo entender la palabra Dios


2. Cómo entender la palabra Dios

2:1. Primero es preciso aceptar que el espacio universal es realmente (y no sólo matemáticamente) multidimensional.

Sus dimensiones (o eones, lokas) pueden ser conocidas por el ser humano como una conciencia desarrollada. Tal desarrollo se realiza mediante el trabajo espiritual correctamente organizado que incluye, entre otros componentes, la práctica meditativa que consta de muchos niveles.

2:2. Existen diversas dimensiones espaciales, a saber, la dimensión del infierno, la del paraíso y las de los «depósitos del material para la construcción», es decir, para la formación de la materia y de las almas futuras. Además, existe la Morada del Creador.

2:3. Históricamente ocurrió que la palabra Dios llegó a tener varios significados que a menudo confunden a las personas.

2:4. El principal significado de esta palabra es el Creador o la Conciencia Primordial Que existe en la dimensión espacial eterna. Según la escala de sutileza-grosería, esta Conciencia es la más sutil entre todos los otros estados energéticos universales.

En el otro extremo de esta escala se encuentran los seres del infierno. Sus estados son los más groseros.

2:5. El segundo significado de la palabra Dios incluye al Creador junto con Su Creación multidimensional, la cual fue engendrada por Él y se apoya sobre Él sin poder existir independientemente de su Creador. En este sentido, Dios es Absolutamente Todo (o el Absoluto), con la excepción del infierno y sus habitantes. (Según la definición de Jesús el Cristo, el infierno es la «oscuridad exterior», exterior con relación a Dios Absoluto).

2:6. El concepto de Dios también incluye la Manifestación del Creador en la Creación llamada el Espíritu Santo (o Brahman).

El Espíritu Santo a menudo se manifiesta ante las personas encarnadas en forma de los Maestros Divinos que salen de la Morada del Creador.

Estos Maestros pueden, entre otras cosas, condensar Su energía de la Conciencia hasta un estado perceptible para nosotros y a veces incluso visible para nuestra visión ordinaria.

2:7. La Manifestación de un Maestro Divino en la Tierra a través de Su encarnación en un cuerpo humano se llama Mesías, Cristo o Avatar.

Tal Maestro, así como el Espíritu Santo, es una Parte Inalienable del Creador (o de la Conciencia Pri mordial).

2:8. La afirmación de que Dios es Uno Solo es verdadera, puesto que Todos Los Que habitan en la Morada del Creador son las Partes integrantes, fusionadas entre Sí, de la Única Conciencia Primordial.

El criterio que nos permite reconocer a un Maestro Divino es Su permanencia en la dimensión espacial primordial (o la Morada del Creador), de la cual Él o Ella puede salir con una parte de Sí Mismo y dirigirse hacia el mundo de la Creación manteniendo, sin embargo, la Unión con el Creador.

2:9. Debemos percibir todas las manifestaciones individuales que se encuentran dentro de los límites del mundo de la Creación (los objetos, los cuerpos, las almas encarnadas y no encarnadas, salvo las infernales) como las células del Organismo Universal, infinito y multidimensional de Dios en el Aspecto del Absoluto.

2:10. La esencia de todos los procesos que tienen lugar en el universo es la Evolución de la Conciencia Divina Universal o la Evolución del Absoluto.

2:11. En el concepto de Dios no deben ser incluidos los personajes ficticios y mitológicos del folklore popular (los seguidores de estos conceptos ingenuos y falsos son llamados «paganos», es decir, aquellos que tienen creencias primitivas «populares»).

También son ingenuos y falsos los intentos de presentar a Dios como un ser invisible que vuela y que tiene la apariencia y el tamaño del cuerpo humano.

Dios tampoco debe ser descrito como «información», «campo de información», «inteligencia colectiva» o con otras definiciones incompetentes y superficiales de este tipo.

El conocimiento de Dios no tiene nada que ver con «la comunicación con extraterrestres», ni con «los viajes astrales», ni con el espiritismo, ni con los rituales mágicos, ni con las fantasías astrológicas.

La presentación de Dios como un monstruo rabioso que castiga a la gente por sus pecados es una terrible tergiversación que aleja a las personas del amor hacia Dios e impide su progreso en el Camino espiritual.

Igualmente, es una terrible tergiversación centrar la atención de los seguidores en el diablo o en otros factores temibles.

La propagación del temor místico en vez del amor creativo es la causa de la degradación espiritual y del desarrollo masivo de las enfermedades mentales entre los seguidores de tales formas de pseudoreligión.

2:12. Resumiendo, el concepto de Dios incluye:

— al Creador, llamado también Dios Padre, la Conciencia Primordial, Alá, Ishvara, Tao o con otros sinónimos provenientes de diferentes lenguas y movimientos religiosos,

— al Absoluto,

— a los Maestros Divinos no encarnados (son numerosos) y encarnados Que salen de la Morada del Creador.

Esta es la comprensión verdadera y monoteísta de Dios.

2:13. El Creador —desde Su Morada— forma las «islas» de materia en diferentes partes del espacio infinito del universo y luego, cuando no las necesita más, las desmaterializa.

El sentido de todo esto consiste en crear las condiciones para la encarnación de almas nuevas en los substratos materiales, donde estas almas obtienen las posibilidades para desarrollarse hasta la Divinidad y luego unirse con el Creador enriqueciéndolo Consigo Mismas.

2:14. Las encarnaciones en el mundo material son necesarias para el desarrollo de las almas, dado que es en los cuerpos materiales donde se produce la energía indispensable para el crecimiento de estas almas (o conciencias). Esta energía se obtiene principalmente de la comida material que todos nosotros comemos.

Con todo, no cualquier comida material da al organismo las energías propicias para el crecimiento correcto del alma. Sólo la dieta «sin matanza», es decir, la que excluye los productos hechos de cuerpos de animales, tiene propiedades favorables.

La alimentación «de matanza», que no concuerda con las reglas éticas más altas, da por resultado, entre otras consecuencias, la entrada de las almas de los animales en los cuerpos de las personas que los mataron o comieron su carne. Tales entradas (llamadas también «posesiones») provocan diversas enfermedades y trastornos psíquicos y somáticos, incluyendo el cáncer.*

La comida natural para las personas son diversas plantas comestibles, la leche, los productos lácteos y los huevos de aves.

2:15. La evolución de cada alma individual comienza con su formación en una base mineral. Después esta alma se encarna muchas veces en los cuerpos de plantas pequeñas y luego cada vez más grandes, después en los cuerpos de los animales de especies de cada vez mayor complejidad y tamaño y, finalmente, en los cuerpos humanos.

De esto se desprende que cada uno de nosotros fue diversas plantas y animales muchas veces.

Y ahora debemos percibir en los cuerpos de animales y plantas a otras almas en crecimiento. Debemos aprender a respetar sus vidas y evitar por todos los medios causarles daño injustificado.

El estilo de vida «sin matanza» con respecto a las personas y los animales y la renuncia a causar daño injustificado (innecesario) a las plantas son las normas que deben prevalecer en la vida de cada persona.*

2:14. Dios en el Aspecto del Creador puede ser descrito como el Océano de la Luz-Conciencia Viviente, Extática, Tiernísima y Sutilísima, y esta es la Verdad que realmente puede ser percibida por una conciencia humana desarrollada,

Cada uno debe tratar de conocerlo y aprender a amarlo a Él. Esto será una premisa para comprender Su Esencia y unirse con Él. Un alma individual —al final de su evolución personal— debe unirse con el Alma Universal del Creador, Que es la Parte Principal del Absoluto.

<<< >>>



Ecopsicología
Buy from Amazon

Bajalibros

 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto