English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
¿Qué es el ser humano?
 

Ecopsicología/¿Qué es el ser humano?


¿Qué es el ser humano?

El conocimiento sobre el ser humano debe basarse en el hecho de que no es un cuerpo, sino una conciencia. ¿Y qué es una conciencia? Es la energía viva, capaz de ser consciente de sí misma, que además tiene intelecto y memoria. ¿Y qué es un cuerpo? Un cuerpo es, meramente, una morada temporal de la conciencia, morada que el ser humano cambia muchas veces durante su evolución personal.

Los materialistas y los seguidores de las sectas religiosas primitivas no creen en esto. Sin embargo, Dios nos lo ha estado repitiendo todo el tiempo a través de Thoth el Atlante (Hermes Trismegisto), Lao Tsé, Krishna, Pitágoras, Buda, Jesús el Cristo, Babaji de Haidakhan, Sathya Sai y otros Maestros Divinos y profetas [1-4, 6-7, 9-11, 13-16, 18-19, 23,25-26, 29,35-37, 40-42, 45-56, 58].

Uno puede creerlo o no. Para una conciencia pequeña y débil, unida firmemente con su propio cuerpo enfermo y energéticamente contaminado, le es difícil pasar de la creencia o de la incredulidad al conocimiento. No obstante, es posible conocer todo esto mediante la propia experiencia empezando el Camino espiritual, es decir, desarrollándose como conciencia.

El significado de la vida humana, y no sólo humana sino de todos los seres vivos, consiste justamente en el desarrollo cualitativo y cuantitativo de la conciencia.

¿Para qué? Para unirse con Dios y enriquecerlo a Él de esta manera.

Todo lo material en el universo, incluyendo nuestro planeta y lo que está sobre su superficie, existe precisamente para este propósito: para asegurar el desarrollo de las conciencias individuales en los medios materiales.

La evolución de cada conciencia empieza así:

En las redes cristalinas de los minerales en crecimiento se forman, a partir de las energías que se encuentran en un estado difuso (y que se llaman protopurusha en sánscrito), minúsculas condensaciones energéticas. Estas condensaciones se encarnan luego en los cuerpos de las plantas, después en los cuerpos de los animales y, finalmente, en los cuerpos de los humanos, con la particularidad de que durante cada encarnación tiene lugar el crecimiento gradual de aquella condensación (o conciencia, alma).

Podemos observar los reflejos locomotrices simplísimos y los elementos de las reacciones emocionales ya en las plantas. En los animales altamente avanzados en su evolución, podemos observar también la variedad de las emociones y a veces incluso una mente bien desarrollada. En la etapa humana de nuestra evolución, se requiere de nosotros, entre otras cosas, comprender los principios del desarrollo de la conciencia anteriormente mencionados y participar de una manera activa en este proceso. Lamentablemente, la mayoría de las personas no lo hace debido a la ignorancia filosófico-religiosa que predomina en la Tierra.

<<< >>>



Ecopsicología
Buy from Amazon

Bajalibros

 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto