English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
Pratyahara
 

Ecopsicología/Pratyahara


Pratyahara

La palabra «pratyahara» significa «apartar los indriyas de los objetos del mundo material». Pratyahara es la etapa en la cual el adepto aprende a controlar los «tentáculos» de la conciencia, que se llaman «indriyas» en sanscrito. Esto permite aprender a ver en los estratos sutiles y sutilísimos del espacio multidimensional, a trasladarse allí, saliendo de la propia envoltura material, y establecerse en éstos, acostumbrándose a su sutileza, ternura y pureza.

El concepto de los indriyas existe sólo en la cultura espiritual hindú. Los europeos, con sus ideas religiosas simplificadas, degradadas y confusas, normalmente no comprenden tales conceptos. Incluso en las traducciones hechas de los idiomas hindúes, ellos remplazan la palabra «indriyas» con la palabra «sentidos» rechazando de esta manera la gran importancia metodológica del concepto de pratyahara y de los principios de trabajo en esta etapa.

También es un hecho importante que la imagen de los «tentáculos» contenida en la palabra «indriyas» proporciona por sí misma un entendimiento profundo del funcionamiento de la mente y de la conciencia y de cómo controlarlas.

Los conocimientos fundamentales sobre el trabajo con los indriyas fueron expuestos por Krishna en el Bhagavad-Gita [10,18]. Él habló de los indriyas de la vista, del oído, del tacto, de la propiocepción y también de la mente. Y, de hecho, cuando uno fija su atención a través de cualquier órgano de los sentidos o a través de la mente en cualquier objeto, estira, por decirlo así, un «tentáculo» desde su cuerpo y, al trasladar su concentración al otro objeto, separa y traslada un indriya.

Podemos observar cómo la mente crea sus indriyas cuando pensamos en alguien o algo.

Los toques de los indriyas ajenos pueden ser percibidos por las personas que poseen una sensibilidad desarrollada. En algunos casos, incluso es posible ver los indriyas ajenos y, por lo tanto, influir sobre éstos.

Como decía Krishna, uno debe aprender, entre otras cosas, a meter para adentro todos sus indriyas retirándolos del mundo material, al igual que una tortuga mete sus patas y cabeza dentro de su caparazón. Luego esta persona debe estirar sus indriyas hacia los eones Divinos para abrazar con éstos a Dios, para acercarse y unirse con Él.

El Mesías contemporáneo, Sathya Sai, también habla constantemente de los indriyas. Muchos de Sus libros fueron traducidos al ruso; no obstante, allí la información sobre el trabajo con los indriyas fue perdida a consecuencia de las traducciones incorrectas.

Cabe mencionar que uno no puede aprender a controlar sus indriyas sin que aprenda primero a trasladar de una forma precisa la concentración de la conciencia entre los chakras y meridianos principales, a saber, los meridianos de la «órbita microcósmica» y el meridiano central. Nosotros hablaremos sobre esto con más detalle en uno de los siguientes capítulos.

<<< >>>



Ecopsicología
Buy from Amazon

Bajalibros

 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto