English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
Hatha yoga
 

Ecopsicología/Hatha yoga


Hatha yoga

Para aquellos que todavía tienen desequilibrios emocionales, que no pueden concentrarse con facilidad o están atormentados por pensamientos desagradables, serán útiles las clases de hatha yoga. Los ejercicios de esta etapa, elaborados en la India antigua, permiten aprender a concentrar la conciencia en unas u otras partes del cuerpo, a relajar tanto el cuerpo como la mente y, adicionalmente, ayudan a eliminar muchos defectos bioenergéticos así como sanar algunas enfermedades crónicas.

El mecanismo en este caso es el siguiente: al sostener durante mucho tiempo una u otra postura del hatha yoga, sucede la acumulación y el desplazamiento de las energías dentro de las estructuras energéticas del organismo, lo que estimula el desarrollo de las últimas. Las siguientes sensaciones son típicas al aprender algunos asanas nuevos:

En los primeros días de entrenamiento, no surge ninguna sensación en particular, sino que solamente tiene lugar la adaptación física del cuerpo.

Pasados estos días, aparecen unas sensaciones absolutamente nuevas, «misteriosas» y agradables generadas por el movimiento de las energías en el cuerpo. Estas energías «fluyen» por los meridianos como unas pequeñas corrientes de agua y a veces incluso se puede oír un sonido parecido a un murmullo. El practicante observa estos fenómenos con interés.

No obstante, después de unas semanas, estos fenómenos de repente desaparecen. Esto a veces da pena al practicante, pero simplemente significa que el asana cumplió su papel en esta etapa.

¿Qué es lo que sucedió? Sucedió que algún meridiano empezó a funcionar bajo la influencia de los asanas. Mientras este meridiano todavía tenía una conductividad baja, se producían sensaciones interesantes, como el murmullo agradable. Pero cuando éste se abrió completamente, la energía comenzó a «fluir» sin obstáculos y el «murmullo» desapareció.

Cabe mencionar que cuando uno recién empieza a aprender las posturas de hatha yoga, es indispensable que haga el shavasana después de cada serie de asanas o incluso después de cada asana particular (excepto los de relajación). Esto es necesario para eliminar las tensiones energéticas que aparecen en el organismo debido a la conductividad todavía baja de los meridianos. Si uno no cumple esto, puede sufrir síntomas neuróticos (labilidad emocional, alteraciones del sueño, etc.) e incluso trastornos funcionales de la vista y de otros sistemas del organismo.

Usted puede encontrar una descripción de los asanas de relajación en los capítulos siguientes y puede leer sobre otras posturas en la literatura especializada.

Si uno empieza a practicar el hatha yoga sin ser vegetariano, esto indefectiblemente provocará el «endurecimiento» de la conciencia, lo que, de una manera subjetiva, puede ser percibido por el practicante como el aumento de su poder. Sin embargo, es una trampa terrible, ya que el poder grosero de la conciencia obtenido de este modo predetermina el infierno para su poseedor.

En esta etapa del desarrollo, algunos sistemas de gimnasia china en los cuales el practicante limpia sus meridianos usando las visualizaciones de luz (tal como la visualización de un pequeño «sol» u otras similares) mientras, por ejemplo, se balancea suavemente de un pie al otro, pueden dar el mismo resultado que el hatha yoga hindú.

<<< >>>



Ecopsicología
Buy from Amazon

Bajalibros

 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto