English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
Latihan. Bautismo en el Espíritu Santo
 

Ecopsicología/Latihan. Bautismo en el Espíritu Santo


Latihan.
Bautismo en el Espíritu Santo

En una de las siguientes clases, después de dominar el material anterior, podemos intentar hacer el ejercicio «latihan».

El término «latihan» fue introducido al comienzo de nuestro siglo por un sufí, Bapak Muhammad Subuh [61], quien denominó con esta palabra a uno de los métodos para comunicarse con el Espíritu Santo.

Subuh viajó a diferentes países de Europa, donde enseñó este método a los monjes católicos y sanó con éste a muchos enfermos, incluso cancerosos.

Durante este ejercicio, el practicante pide al Espíritu Santo concentrarse sobre su cabeza (debe experimentarlo allí) y luego «fluir» a través de todo su cuerpo de arriba abajo, como a través de una envoltura vacía, como a través de un cilindro de vidrio transparente. Esto será un verdadero bautismo en el Espíritu Santo.

De esta manera el cuerpo es sanado.

Habiéndose entregado a este Flujo, el cuerpo empieza a bailar, a hacer diversos movimientos suaves y armoniosos y así por el estilo. Tal fenómeno es una de las variantes del laya yoga, que es un conjunto de métodos para alcanzar la «disolución» de uno mismo en los Flujos Divinos y en los estados estáticos de la Conciencia Divina.

En realidad, es muy simple hacerlo si realmente tenemos una fe sincera, si Le amamos y estamos dispuestos a entregarnos, a rendirnos a Él. Y el Espíritu Santo siempre permanece como un mar de Luz por todas partes (sobre nuestros cuerpos, inclusive), observa, ama, enseña y espera que Le prestemos atención y pidamos con amor Su ayuda.

Si nos hemos preparado bien con los ejercicios anteriores, especialmente con el ejercicio «despertarse», lograremos hacer latihan enseguida. Si no, tratemos de experimentarnos meditativamente en un paraíso, debajo de una cascada paradisíaca, debajo de la luz del sol cariñoso, en la fragancia de las flores, en medio de las canciones de los pájaros… La cascada de agua paradisíaca extática fluye a través de nuestros cuerpos lavando las almas y haciéndonos dignos del paraíso.

Para que el cuerpo comience a bailar en el estado de laya (estado de «disolución»), siendo guiado por el Espíritu Santo, debemos ponernos de puntillas y levantar los brazos; la ropa debe ser ligera y ancha para que no la sintamos.

Después de esta danza, es preciso descansar en una postura de relajación.

<<< >>>



Ecopsicología
Buy from Amazon

Bajalibros

 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto