English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
Las llaves de los misterios de la vida. El logro de la Inmortalidad (texto de la película)
 

Ecopsicología/Las llaves de los misterios de la vida. El logro de la Inmortalidad (texto de la película)


Las llaves
de los misterios de la vida.
El logro de la Inmortalidad
(texto de la película)

¿Para qué vivimos en la Tierra? ¿Cuál es el significado de nuestras vidas?

En la historia de la filosofía, hubo algunos intentos fallidos de encontrar respuestas a estas preguntas.

Por ejemplo, los fundadores del existencialismo afirmaron que la vida de cada uno de nosotros en la Tierra es simplemente un suceso casual y absurdo. Es más, ninguno de nosotros ha dado su permiso, su aprobación para vivir. Ellos se afligieron por esta causa y consideraron que el suicidio era la única solución digna para salir de esta «absurda situación».

Eran ateos.

Pero muchos creyentes contemporáneos, que tienen fe en la existencia de Dios, ni siquiera se plantean esta pregunta. Ellos solamente sueñan con el bienestar terrenal y con evitar el infierno después de la muerte de su cuerpo. ¿Y qué es necesario hacer para esto? Pues, como ellos creen, es necesario participar en diversos rituales «religiosos», arrepentirse de los pecados reales o imaginarios y también «orar», lo que significa, ante todo, rogar a Dios o a diferentes «deidades» y «santos», inventados por los representantes de estas confesiones, por la «salvación» del infierno.

Y este absurdo siempre fue apoyado por los sacerdotes de estas corrientes religiosas. ¡Ellos inculcaron a su «rebaño» la idea de que Dios es un Monstruo rabioso que sólo castiga y que, por lo tanto, debemos temerle! En cambio, nosotros, los sacerdotes, somos para ustedes los intercesores ante Dios, nosotros «oramos» por ustedes y les enseñamos como «orar» de una manera correcta.

¿Por qué califico de absurda esta forma de pseudoreligiosidad? ¡Porque según la Voluntad de Dios, en vez de llorar por nuestra supuesta naturaleza pecadora, debemos DESARROLLARNOS A NOSOTROS MISMOS (como almas) de acuerdo con Sus Enseñanzas y en vez de rogar a Dios por diversos bienes terrenales, debemos esforzarnos por ser «perfectos como nuestro Padre Celestial es Perfecto», hablando con las palabras de Jesús el Cristo!

Y otro punto importante: ¿acaso es el miedo el que contribuye al acercamiento de una persona a otra? ¡Pues, no! ¡Es el amor! ¡Y no es por casualidad que Jesús y los demás Maestros Divinos nos enseñan a AMAR, y no a temer u odiar!

Existe otro intento de explicar el significado de nuestras vidas y aunque este intento es de un nivel más alto en comparación con el anterior, es también equivocado. Lo considero de un nivel más alto porque tiene, por lo menos, un pequeño significado positivo. Según esta idea, aparecimos en la Tierra porque Dios estaba aburrido de estar solo en Su Morada. Por ello decidió fraccionar una parte de Sí en pequeñas partículas o almas. ¿Para qué? Sólo para divertirse, para ser capaz de mirarse a Sí Mismo desde afuera y para entretenerse de esta forma. ¿Y qué debe hacer cada uno de nosotros entonces? Solamente debe darse cuenta de su identidad con Dios.

¿Cómo debemos considerar esta idea tan ingenua?

¡Ésta se parece a la verdad sólo un poco y de manera muy pobre!

¿Por qué pobre? Porque este cuento no tiene una DESCRIPCIÓN DE DIOS y, por lo tanto, no da ni una sola pista que indique dónde se debe buscarlo para darse cuenta de la identidad con Él.

La causa de todos los malentendidos similares y de casos curiosos de este tipo consiste en que la mayoría de las personas encarnadas son almas psicogenéticamente jóvenes, incapaces de comprender con la mente fenómenos tales como, por ejemplo, la multidimensionalidad del espacio. Pero sin incluir este concepto en la propia cosmovisión es imposible entender la esencia de Dios ni el Camino que permite conocerlo.

Hemos analizado este tema en muchos de nuestros libros. ¡Léanlos, por favor! Ahora sólo quiero decir en breves palabras que las dimensiones espaciales son como los pisos (plantas, alturas) del Edificio Multidimensional llamado Absoluto, pisos que difieren entre sí por sus niveles según la escala de sutileza-grosería.

El Creador (o Dios Padre, la Conciencia Primordial, Ishvara, Tao, Alá y así sucesivamente; no importa qué idioma usemos para nombrarlo) es la Parte más sutil de este Edificio Multidimensional (o Absoluto), la Parte PRINCIPAL, INFINITA y ETERNA.

En el otro lado de la mencionada escala de sutileza-grosería, se encuentra el infierno, la morada de las almas agresivas, maliciosas y compuestas de energías oscuras.

* * *

En realidad, las almas individuales no proceden de la Conciencia Primordial, sino de la protopurusha, que es otro componente del Absoluto.

La tarea de estas almas (es decir, de cada uno de nosotros) es progresar en su desarrollo para alcanzar la Conciencia Primordial o Creador.

Todo esto nos quedará más claro si examinamos el esquema para el estudio de la estructura del Absoluto, en el cual están presentados, entre otras cosas, los procesos que tienen lugar dentro del Absoluto.

Aquellas Almas que alcanzaron la Perfección se unen con el Creador enriqueciéndolo Consigo Mismas. Habiéndose establecido para siempre en Su Morada y viviendo ahora en la Unión constante con Él como Sus Partes integrantes, estas Almas Divinas continúan trabajando y ayudando a las demás almas en su evolución. En el mundo de los seres encarnados, Ellas se manifiestan como los Representantes del Creador, llamados también Espíritus Santos (o, en general, el Espíritu Santo).

¡Esto es lo que constituye el significado de la existencia de la Creación entera y el significado de la existencia de cada uno de nosotros, así como de todos los otros seres!

En cuanto a aquellos que no siguen este Camino, quienes, por el contrario, desarrollan la grosería, la agresividad y la crueldad, su destino es el infierno.

Lo que ustedes están escuchando ahora no es una «invención» mía. No. Este es el conocimiento que viene de Dios y que los Maestros Divinos, es decir, los Mesías y los Espíritus Santos, han enseñado siempre a las personas encarnadas.

Esto fue predicado, entre otros, por Thoth el Atlante (Hermes Trismegisto en Su siguiente Encarnación Divina), por Pitágoras, Krishna, Gautama Buda, Jesús el Cristo y otros Maestros Divinos de épocas posteriores y de nuestros días (pueden encontrar más información al respecto en nuestro libro Obras clásicas de la filosofía espiritual y la actualidad).

* * *

Entonces, ¿qué debemos hacer para avanzar exitosamente hacia nuestra verdadera y última Meta?

Debemos:

— estudiar la Voluntad de Dios y esforzarnos por alcanzar la impecabilidad ética,

— desarrollarnos intelectualmente por todos los medios,

— ocuparnos de la pureza energética y de la salud del propio organismo multidimensional tratando de hacerlo cada vez más puro,

— aprender los métodos de la autorregulación psíquica que permiten, entre otras cosas, refinarnos (como conciencias o almas) y transformarnos en corazones espirituales en crecimiento; a propósito, la invulnerabilidad de la conciencia consiste en su facultad de permanecer en los estados sutiles y puros independientemente de las circunstancias.

Luego debemos:

— adquirir la facultad de mantener el estado de silencio interior (o hesiquia en griego), puesto que el trabajo meditativo exitoso puede realizarse sólo bajo estas condiciones,

— desarrollarnos cuantitativamente (como conciencias); es pertinente mencionar que se puede hacer crecer la conciencia individual hasta un tamaño gigante, miles o millones de veces más grande que el tamaño del cuerpo humano,

— explorar la estructura del Absoluto con la conciencia desarrollada y establecerse gradualmente en los estratos (o «pisos») cada vez más sutiles del Absoluto hasta alcanzar la Morada del Creador,

— ayudar a otros en este Camino.

Dicho esto, me gustaría señalar enseguida que los intentos de utilizar las sustancias llamadas drogas para llegar «a otros mundos» son inadmisibles, ya que esto arruina la salud tanto del cuerpo como de la conciencia.

Probablemente, algunos puntos mencionados deben ser comentados.

Por ejemplo, alguien puede decir: «¡Ahora tengo todo claro! ¡Ahora iré a Dios! ¡Aprenderé a meditar! ¡Ahora comprendo que no tiene sentido terminar el colegio ni ingresar en la universidad!». Sin embargo, esta sería una conclusión incorrecta. Todas las formas de educación no sólo nos enriquecen con diversa información, sino que también desarrollan LA FUNCIÓN intelectual DE LA CONCIENCIA, lo que es muy importante, dado que sin un intelecto desarrollado uno no podrá recorrer el Camino entero e INEVITABLEMENTE se desviará y se perderá.

* * *

En cuanto a la contaminación del organismo con las energías groseras y a los métodos de su purificación, podemos recomendarles lo siguiente:

— lavar el cuerpo, de ser posible, diariamente con jabón;

— comer, en lo posible, diversos tipos de alimentos que contengan aminoácidos esenciales y vitaminas;

— excluir completamente la comida «de matanza» (es decir, alimentos preparados con cuerpos de animales). Este tipo de nutrición es incorrecto tanto desde el punto de vista ético como desde el punto de vista energético, ya que impide la refinación de la conciencia y provoca la gota, así como otras enfermedades.

Además, es esencial:

— evitar relaciones emocionales estrechas con las personas energéticamente groseras; tales contactos son especialmente desfavorables en la esfera de las relaciones sexuales,

— estar a menudo en medio de la naturaleza, especialmente en la mañana y al anochecer, ya que la sintonización de la conciencia con la belleza sutil es un potente purificador del alma, lo que hemos demostrado en nuestras películas anteriores,

— limpiar las estructuras energéticas del organismo (chakras y meridianos) con las técnicas especiales del raja yoga,

— expulsar del organismo las energías innecesarias y DIVINIZAR LAS CÉLULAS DEL CUERPO (esto se hace en la etapa del buddhi yoga).

* * *

A propósito, ¿cuál es la diferencia entre raja yoga y buddhi yoga?

El raja yoga es la etapa de la purificación y del autodesarrollo dentro de los límites del cuerpo material y del «capullo» energético que está alrededor de éste.

Cuando todo lo necesario esté hecho en esta etapa, el practicante podrá empezar a trabajar con los métodos del buddhi yoga, es decir, podrá empezar a desarrollarse (como una conciencia) fuera de su cuerpo material y «capullo». Por medio de estos métodos, podrá convertirse en un Mahatma o Gran Atman, lo que, a su vez, le permitirá, después de obtener el conocimiento necesario y la bendición de Dios, entrar en la Morada del Creador y continuar existiendo en ésta en la UNIÓN ETERNA CON Él.

Es importante entender que se puede entrar en los estratos Divinos del Absoluto sólo desde un cuerpo material energéticamente purificado hasta el nivel necesario. En cambio, desde un cuerpo contaminado con energías groseras y, como resultado, enfermo, se puede entrar solamente en las dimensiones no materiales groseras. Por esta razón no hay que apresurarse a salir del propio cuerpo si éste no ha sido purificado todavía.

Los métodos para la refinación y el crecimiento de la conciencia, para el desarrollo de su capacidad de actuar en los mundos no materiales y para el estudio directo del Absoluto multidimensional son llamados meditaciones y son numerosas. De las meditaciones más elevadas, descritas en las fuentes literarias de la antigüedad, podemos mencionar la meditación «Cruz», enseñada por Jesús el Cristo a Sus Discípulos más cercanos (el Apóstol Felipe describe esta meditación en Su Evangelio); la meditación «Pirámide», descrita por Thoth el Atlante; la meditación de Krishna del Bhagavad-Gita «Sosteniendo a todos los seres vivos con los brazos de amor» y la meditación de Lao Tsé «Océano». (Pueden leer acerca de estas meditaciones en el libro Obras clásicas de la filosofía espiritual y la actualidad). Con todo, no es posible llevar a cabo estas meditaciones sin una preparación seria.

A propósito, la eficacia de la actividad de la conciencia que logró ser libre de su cuerpo material* depende, ante todo, del tamaño de la conciencia. De este tamaño también depende el así llamado «poder personal».

Es indispensable comprender que sólo el crecimiento de una conciencia sutil tiene valor en el Camino hacia los logros espirituales más altos y que el estado de sutileza debe convertirse para el practicante en un estado natural y principal. Si el practicante no domina esto, puede «caer» fácilmente en la grosería, y entonces en lugar de la Morada del Creador, hallará la morada del infierno, con la particularidad de que en este caso el practicante a menudo no logra por sí mismo darse cuenta de su propia degradación y movimiento hacia la grosería.

No obstante, existen patrones de referencia especiales que pueden ser usados para la refinación de la conciencia. Estos patrones son proporcionados a nosotros por los Espíritus Santos y se llaman Mahadobles. Éstos últimos se elevan sobre la tierra o el agua y tienen normalmente una forma antropomorfa gigante. Son las Conciencias Divinas vivas, son los Maestros Divinos.

El practicante espiritual que se ha refinado como conciencia hasta el nivel de sutileza de los Maestros Divinos puede VERLOS en forma de Mahadobles, CONVERSAR con Ellos directamente, y Ellos se vuelven sus Maestros Divinos personales. Además, llenando las formas de Sus Mahadobles, el practicante obtiene por primera vez la experiencia invaluable de la Unión con Dios.

Pero esto es sólo el comienzo del Camino hacia la Divinidad.

Posteriormente, uno debe aprender, de ninguna otra manera sino con la ayuda de los Maestros Divinos, a vivir en Su Morada común, la Morada del Creador, en el estado de UNIÓN FIRME con Él.

Es posible lograr todo esto únicamente durante la vida en un cuerpo material. Después será muy tarde. Pues el cuerpo material es la estructura que permite transformar (o como dicen «sublimar») la energía proveniente de la comida ordinaria en energía de la conciencia.

* * *

En algunas obras dejadas por los Maestros Divinos encarnados, es decir, por los Mesías o Avatares, se menciona que es posible lograr la Inmortalidad. ¿Qué significa esto?

Existen dos formas de Inmortalidad.

La primera consiste en la salida de la «rueda de los nacimientos y muertes», es decir, de la necesidad de NACER Y MORIR en un cuerpo en la Tierra. Esta forma de Inmortalidad se alcanza a través de la Unión firme y definitiva con la Conciencia Primordial en Su Morada. Las Personas que lo alcanzaron pueden encarnarse nuevamente, pero esto sucede sólo si es Su voluntad y no para continuar el desarrollo personal, sino solamente para poder ayudar de una mejor manera a las personas encarnadas.

La segunda forma de Inmortalidad es alcanzada cuando a partir de los logros anteriormente mencionados, el Practicante también obtiene la Inmortalidad de su cuerpo material divinizando completamente sus células.

Algunos ejemplos de este tipo de Inmortalidad están presentados en nuestro libro Obras clásicas de la filosofía espiritual y la actualidad. Entre Aquellos que poseen tales Cuerpos Inmortales, conocemos a Jesús el Cristo, Adler y Thoth el Atlante, Quienes nos explicaron cómo llevarlo a cabo y esto parece ser bastante factible.

* * *

Espero que haya logrado inspirarlos a esforzarse en el Camino espiritual. ¡Vayan por este Camino! ¡Haciéndolo, cumplimos la Voluntad de Aquel Que nos envió a vivir en la Tierra!

Ahora que hemos entendido el significado de nuestras vidas, ¿acaso no vale la pena dedicar todo nuestro tiempo a su realización?

¡Vayan! E incluso si no logran recorrer el Camino entero, sino sólo una parte, ¡aun esto hará más feliz la vida en la encarnación actual y será mucho más fácil continuar el viaje la próxima vez!

<<< >>>



Ecopsicología
Buy from Amazon

Bajalibros

 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto