English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
Sattva de las neblinas (texto de la película)
 

Ecopsicología/Sattva de las neblinas (texto de la película)


Sattva de las neblinas
(texto de la película)

¡Paz a ustedes, amigos!

¿Les gusta esta belleza?

¿Lograron experimentarla, sintonizarse con ella, unirse con ella?

Una vez, cerca de un lago en el bosque, nos encontramos con un fotógrafo profesional y durante mucho tiempo estuvimos contemplando con admiración la neblina que bailaba suavemente bajo los rayos del sol naciente.

Él nos dijo en aquel entonces: «¡Después de ver esto, ya puedo morir!».

¡Su emoción (lamentablemente, la emoción de un ateo) era bastante comprensible para nosotros! Pero ¿sería correcto, después de haber conocido esta belleza increíble de la Creación, terminar la vida sin conocer a su Creador?

Pensemos juntos: ¿cuál es el significado de la vida humana?

¡No es en absoluto una pseudopregunta, es decir, una pregunta que no tiene respuesta, como lo afirmaban algunos filósofos materialistas!

No, existe una respuesta concluyente a este interrogante desde el punto de vista de la ciencia biológica moderna, la ciencia sobre la VIDA. Voy a hablar con ustedes acerca de esto como un biólogo que, junto con sus colegas, ha dedicado su vida al estudio en esta área.

Para empezar, podemos formular la respuesta de la siguiente manera: el significado de la vida consiste en el desarrollo positivo de uno mismo como alma o conciencia.

Ahora examinemos esto más detalladamente. Debemos contestar, entre otras, las siguientes preguntas: ¿para qué debemos hacerlo?, ¿por cuál razón debemos desarrollarnos positivamente?, ¿con qué fin debemos tratar de ser mejores?

En primer lugar, es fundamental destruir dentro de uno mismo las ideas religiosas falsas que afirman que estamos separados de Dios por un «abismo» infranqueable, que Dios es simplemente un Juez horroroso Que nos castiga a nosotros, los pecadores, que el sueño más grande y casi irrealizable de una persona es llegar al paraíso y que para cumplirlo, uno debe dedicar su vida a implorar el perdón de Dios (ellos lo llaman «orar») y a participar en ciertos rituales. Además, existe el punto de vista de que para llegar al paraíso, uno debe adicionalmente torturar y asesinar a los «infieles» y a los «herejes»…

Pero, en realidad, todo esto no es verdadero.

No estamos separados de Dios. Sin embargo, para entenderlo mejor, debemos primero aclarar el significado de la palabra Dios. Pues entre las personas no existe una comprensión compartida por todos al respecto y a menudo cada uno entiende esta palabra a su manera.

La palabra Dios puede emplearse con el significado del Absoluto, es decir, Absolutamente Todo o, en otras palabras, el Creador unido con Su Creación multidimensional. Cada uno de nosotros constituye una parte integrante de esta Creación, así como, por ejemplo, una célula de sangre constituye una parte integrante del cuerpo en el cual vive y al cual sirve.

Otro significado de la palabra Dios es el Creador, llamado también la Conciencia Primordial, Dios Padre o con otros nombres. Él reside en la profundidad multidimensional del Absoluto. Es infinito y llena Consigo Mismo las inmensidades universales. Está dentro del cuerpo de cada uno; no obstante, permanece en otro estrato de la multidimensionalidad con relación a aquellos estratos en los que mora la mayoría de nosotros.

Él es incognoscible para aquellas personas que Lo buscan en un lugar equivocado, por ejemplo, en el cielo o en otros planetas.

Pero sí es conocible para aquellos que siguen Sus recomendaciones acerca de cómo debemos vivir en la Tierra, para aquellos que están realmente enamorados del Creador y que se esfuerzan por asemejarse a Él desarrollándose como amor.

¡Pues «Dios es Amor», como enseñaba Jesús!

Esto significa, entre otras cosas, que para acercarse a Dios según el estado del alma, también debemos crecer como amor.

En cambio, aquellos que crecen como grosería, odio, altivez y desprecio hacia otras Manifestaciones de la Vida del Absoluto van al infierno, al «basurero» del Proceso Evolutivo, al «basurero de la Evolución». El infierno es la dimensión espacial más grosera, un lugar habitado por las almas que han desarrollado las cualidades opuestas a las de la Conciencia Primordial.

El paraíso, al contrario, es una de las dimensiones espaciales más sutiles, un lugar habitado por las almas que se han desarrollado siguiendo el camino de la sutileza, de la ternura, de la caricia y del cuidado de los demás, es decir, el camino del amor.

Pero ¿cómo podemos desarrollarnos en el camino de la sutileza?

El asunto es que nuestros estados emocionales son los estados de nosotros mismos como conciencias y podemos acostumbrarnos a vivir en unos u otros estados emocionales más groseros o más sutiles. Así predeterminamos nuestro lugar dentro del Absoluto multidimensional, a saber, el infierno, el paraíso, la Morada del Creador o algún otro.

Esto es lo que Jesús el Cristo enseñaba a Sus discípulos y esa parte de las Enseñanzas de Jesús fue descrita por el Apóstol Felipe en Su Evangelio.

Entonces, como lo señala el Apóstol Felipe, el Creador recibe en Su Morada a las personas que han logrado desarrollarse correctamente y estas personas, como conciencias desarrolladas, se unen con Él convirtiéndose en Sus Partes inalienables.*

Después estas Conciencias Perfectas pueden salir de la Morada del Creador y dirigirse hacia las personas encarnadas para ayudarles manifestándose como Espíritus Santos. (Estas Manifestaciones del Creador son llamadas conjuntamente el Espíritu Santo).

Ellos a veces incluso encarnan nuevamente en cuerpos humanos con el mismo propósito.

Tal Encarnación de Dios en un cuerpo humano se llama en diferentes idiomas como Mesías, Cristo o Avatar.

* * *

¿Entonces qué es lo que debemos hacer para desarrollarnos correctamente?

Esto también está descrito en las Enseñanzas de Jesús y en las Enseñanzas de otros Maestros Divinos.*

Primero, debemos aceptar y seguir tan estrictamente como sea posible el principio de no hacer daño a otros seres encarnados.

Pero debemos tener en cuenta que podemos hacer daño no sólo matando o causando dolor físico, sino también calumniando, engañando de una u otra forma, robando, tratando a una persona sin el debido respeto, hablando mal de alguien, teniendo celos, negándonos sin razón a ayudar al otro e incluso, simplemente, permaneciendo en los estados emocionales negativos! ¡Pues con nuestras emociones creamos campos energéticos beneficiosos o perjudiciales para otros seres! ¡Por eso nadie debe considerar su estado «interior» como un «problema personal»!

El segundo paso es aprender a controlar las propias emociones. Esto se llama el arte de la autorregulación psíquica y no es difícil de dominar si uno sabe cómo.

El control absoluto sobre la propia esfera emocional no puede ser logrado sino a través de aprender a regular las funciones de los chakras, ya que de los chakras —como órganos bioenergéticos— dependen nuestros estados psíquicos, incluyendo las emociones, el nivel de energía, la capacidad de trabajo, etc.

Del nivel de desarrollo de los chakras y de su pureza energética también depende, en gran medida, la salud.

Todos los chakras y meridianos principales del organismo deben estar puros y en buen estado. Pero el chakra primordial es el anahata, porque es allí donde puede madurar el corazón espiritual, la parte más importante del organismo multidimensional. Sólo el desarrollo del corazón espiritual nos permite convertirnos en Amor y crecer hasta el estado en el que obtenemos el derecho a acercarnos al Creador y a entrar en Su Morada.

Hemos hablado de todo esto en muchos libros y películas creados por nuestro grupo de investigación.

¡Destaco que en ningún caso ustedes deben tratar de usar drogas con propósitos «místicos», por ejemplo, para entrar en «otros mundos»! ¡De lo contrario, caerán en las manos de los seres infernales, destruirán sus cuerpos y las almas! ¡Además, no debemos tratar de llegar a «otros mundos», sino a la Morada del Creador! ¡Y para esto existen otros métodos, estudiados, completamente descritos e incluso mostrados por nosotros en películas!

* * *

Existe un principio importante y verdadero del islam: «¡No existe Dios, salvo (el único) Dios!». Esta fórmula corta refleja el principio del monoteísmo y con relación a esto, sería apropiado examinar si hay una contradicción entre este principio y lo que he dicho antes.

Analicemos este tema con respecto a los dos significados de la palabra Dios anteriormente mencionados.

Con el primer significado (Dios como el Absoluto) todo está claro. El Absoluto es el Único Organismo Vivo universal Que no tiene iguales, lo que se desprende incluso de la definición misma de este concepto.

¡En cuanto al segundo significado (Dios como el Creador o la Conciencia Primordial), nuevamente debemos rechazar las nociones falsas y primitivas, impuestas a nosotros, sobre Dios Padre en forma de un viejito sentado en una nube! ¡Esta mentira sobre Dios ha sido presentada a muchas personas como cristianismo! ¡Pero esto es un índice del paganismo más primitivo, es decir, de las creencias «populares» absurdas y falsas que se oponen al verdadero conocimiento científico serio!

De hecho, el Creador es tan infinito como el Absoluto. ¡Él es, en verdad, akbar, es decir, grande, inmenso, ilimitado!

¡Y la fórmula del islam «¡Allahu akbar!» incentiva directamente a los practicantes razonables a estudiar la GRANDEZA INFINITA DEL CREADOR, a crecer —a través de esto— como almas y a tratar de «hundirse» en el Océano Ilimitado de la Conciencia Divina!

El Creador es la Parte más profunda (en el sentido de la multidimensionalidad del espacio) y fundamental del Absoluto. Él se llama a Sí Mismo el Corazón del Absoluto (en este caso, la palabra Corazón no significa, por supuesto, un órgano anatómico, sino el Corazón Espiritual, la Parte Esencial).

Podemos decir que Alguien pertenece a este Corazón del Absoluto si permanece constantemente allí. Y cabe mencionar que Todos Aquellos Que están allí existen en un estado de Unión permaneciendo disueltos Unos en Otros. Es decir, el Corazón del Absoluto es, de hecho, una sola Estructura dentro del Absoluto entero.

Por otra parte, Cada Uno de los Maestros Divinos puede reconstituir Su Individualidad cuando sale con una Parte de Sí Mismo del Corazón del Absoluto.

Todo esto no es una fantasía mía o de alguien más, sino los hechos reales que pueden ser observados directamente si uno se vuelve digno.

¡Nosotros los observamos!

En otras palabras, el Creador es Uno Solo; no obstante, está compuesto de Muchos, Cuyo número aumenta constantemente gracias a las nuevas Almas Que entran en Él y Le enriquecen de esta manera Consigo Mismas.

Esto es lo que constituye la Vida del Organismo Universal llamado por las personas el Absoluto. Esto es lo que constituye Su Evolución.

Entonces si amamos a Dios, debemos procurar participar en este proceso desarrollándonos a nosotros mismos y ayudando a los demás en su desarrollo.

Y cabe mencionar que el amor hacia Dios es parecido al amor entre las personas e incluye el anhelo de conocer al Amado, de unirse con Él y de entregarse a Él.

Lo opuesto es el pseudoamor, llamado, sin embargo, con la misma palabra «amor» por las personas pervertidas. Este pseudoamor consiste en desear algo del objeto de la propia lujuria (pasión egoísta y primitiva) y en querer poseer este objeto.

* * *

Así pues, esto es lo que constituye el significado más alto de la vida de cada uno de nosotros y ahora nos queda solamente aclarar algunos detalles metodológicos.

El amor hacia Dios debe ser necesariamente acompañado con los estudios sobre Él. ¡Pues uno no puede amar plenamente si no conoce el objeto de su amor!

El conocimiento inicial sobre Dios puede ser obtenido de los libros, de las conferencias o de las conversaciones con otras personas. Por eso es correcto que los principiantes en la religión busquen otras personas de ideas afines y se comuniquen con ellas, entre otras situaciones, durante las reuniones y los oficios religiosos, acompañados a menudo con rituales.

Durante la participación en los rituales, la mente, que en otras condiciones por lo común corre de un pensamiento inútil a otro, se distrae de tal perplejidad y se calma. Esto nos permite experimentar por primera vez los toques místicos, con los cuales los seres no encarnados procuran llamar nuestra atención. Además, de repente podemos recibir las respuestas, que vienen como «de ninguna parte», a una u otra pregunta que surge en nosotros en tales momentos de quietud mental.

No obstante, debemos tener en cuenta que estas respuestas y toques no son necesariamente las respuestas y los toques de los Maestros Divinos o Espíritus Santos, sino que las almas poco desarrolladas y los representantes del infierno también pueden manifestarse así, lo que depende del estatus ético de la persona que experimenta estas influencias.

¡Con todo, después de algún tiempo, es bueno que el buscador espiritual pase a la siguiente etapa, la tercera, del estudio y del conocimiento de Dios fuera de los templos materiales, en las inmensidades de la Creación: en los bosques, los prados, las estepas o los espacios abiertos sobre el agua, es decir, en aquellos lugares donde puede «derramarse» y expandirse fácilmente como corazón espiritual hacia todas las direcciones en un ambiente favorable para esto! Usando tales posibilidades, el practicante podrá crecer —como corazón espiritual— hasta decenas, luego hasta cientos y luego hasta miles de kilómetros.

Precisamente en estas condiciones aprendemos a amar no solamente la naturaleza con todas sus mejores manifestaciones, sino también —por medio de este amor— a su Creador. ¡Pues es imposible enamorarse del Creador sin enamorarse primero de Su Creación!

¡Además, en tales condiciones y a través de la interacción con nuestros compañeros espirituales, podemos aprender la conducta ética correcta y el amor-cuidado de los otros de la mejor manera!

Superando las dificultades que se nos presentan en este ambiente, obtenemos el poder de las conciencias y de los cuerpos.

Adicionalmente, en estos lugares naturales tenemos una excelente posibilidad para desarrollar correctamente la esfera emocional por medio de la sintonización con la hermosura de la naturaleza.

Es más, estudiando la energía del espacio y buscando los sitios de poder positivos y negativos, nos entrenamos en ver las diferencias fundamentales que existen dentro del espacio multidimensional y así adquirimos gradualmente las nociones sobre la estructura del Absoluto.

Aparte de esto, en muchos sitios de poder positivos podemos comunicarnos fácil y directamente con los Espíritus Santos Que se convierten para nosotros en nuestros Maestros Divinos y nos guían hacia Su Morada, la Morada del Creador.

Estas investigaciones son parte de una rama importante de la ecología, la ciencia sobre las relaciones entre el organismo y el ambiente que lo rodea. Esta rama es denominada psicología ecológica (o, en forma más corta, ecopsicología).

* * *

Quiero destacar de nuevo que a través de leer los libros y asistir a las conferencias y reuniones religiosas, uno puede obtener solamente alguna información previa, verdadera o falsa, sobre Dios.

A propósito, ¿qué quiero decir con el adjetivo «falsa» cuando hablo de la información sobre Dios? La falsa información es la que dice que Dios es un hombrecito volador, y no el Océano Ilimitado de la Conciencia, hombrecito que puede ser muy sanguinario según las creencias de algunas sectas, o que Él es nuestro sirviente, cuya obligación es satisfacer todos nuestros caprichos terrenales y que por eso lo único que debemos hacer es solamente molestarlo todo el tiempo con nuestros clamores: «¡Dame, Señor, dame!».

¡Pero todo esto es una mentira detestable! ¡El verdadero amor hacia cualquiera, incluyendo a Dios, no es desear algo de él o ella, sino que es anhelar sinceramente dar, regalar y servir para el bien del Amado!

¡Y Dios no deja que quienes alcanzaron la «perfección» en el desarrollo de las cualidades parasitarias se acerquen a Él, sino sólo aquellos que Le sirven abnegadamente renunciando a su propio interés!

* * *

Pero sigamos examinando las posibilidades del desarrollo espiritual del ser humano.

¡Dominar el arte de la autorregulación psíquica mediante clases en casa o en otros lugares cerrados permite a una persona llegar a ser mejor y prepararse para el trabajo espiritual serio, es decir, para el estado cuando obtiene el conocimiento del Creador en vez de la fe!

Por otra parte, ni el conocimiento directo de Dios ni la comunicación activa y permanente con Él son posibles sin el trabajo ecopsicológico.

¡Pues es en diversos sitios de poder naturales donde surgen excelentes posibilidades para perfeccionar los chakras y meridianos hasta el nivel Divino, para curar todas las enfermedades corporales, para expandir el corazón espiritual fuera del cuerpo y para aprender más cosas de los Representantes del Creador, a Quienes en estos lugares el practicante puede ver y escuchar claramente y con Quienes puede comunicarse tan fácilmente como con las personas encarnadas!

¡Es imposible lograr todo esto dentro de las paredes de un edificio!

¡Tampoco es posible, salvo que estemos en los sitios de poder correspondientes, conocer durante la vida en el propio cuerpo material lo que es el paraíso (como un hábitat) y aprender a vivir en éste, ni se diga aprender diferentes maneras de entrar en la Morada del Creador y de salir de allí!

* * *

Les doy el último consejo para ayudarles a evitar las equivocaciones al percibir a los Maestros Divinos. No debemos olvidar las siguientes palabras del Nuevo Testamento: «Dios es Luz, y en Él no hay ninguna oscuridad» (1 Juan 1:5). De hecho, los Representantes del Creador se manifiestan ante nosotros en Formas compuestas de Luz blanca transparente y sutilísima, ya que la Conciencia del Creador y de los Espíritus Santos es el estado más sutil de todos los estados en el universo.

¡Pero sólo aquellas almas que se acercaron al Creador siguiendo el Camino de la refinación pueden contemplarlo y comunicarse directamente con Él! ¡Esta refinación puede ser realizada, entre otros métodos, mediante la sintonización con las neblinas saturadas de la tierna luz solar matutina!

Les recuerdo que pueden leer, escuchar y ver todo esto con detalles en nuestros libros y películas.

¡Les deseo éxito en este Camino!

* * *

¡Nuestro Creador está muy cerca, dentro y fuera de nuestros cuerpos, y lo único que debemos hacer es simplemente esforzarnos para convencernos de esto, para conocerlo y para unirnos con Él!

En particular, Jesús señaló (esto está escrito en el Libro de Jesús, de Ben Cullen) que la distancia entre nosotros y el Creador no es mayor que el grosor de una hoja de papel delgado. ¡Es, de hecho, así y lo podemos experimentar plenamente en los sitios de poder correspondientes si trabajamos según el programa de la ecopsicología!

Además, Jesús dijo sobre esto lo siguiente: «Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios» (Mateo 5:8).

Y Krishna también señaló lo mismo a través del Bhagavad-Gita (11:54): «Sólo el amor puede contemplarme en Mi más profunda Esencia y unirse Conmigo».

«Lo más necesario es un corazón amoroso. La primera meditación es la meditación del amor. En ésta, ustedes deben disponer su corazón para hacer el bien a todos los seres», éstas son las palabras de Gautama Buda.

De lo mismo hablaron los Maestros Divinos a través de la Ética Viviente del Agni yoga: «Primero debemos practicar la refinación de nuestras emociones para impregnar el espíritu con la afición hacia el mundo de la belleza. De esta manera el concepto convencional del estándar (de la belleza ficticia) será remplazado con la verdadera comprensión de la belleza.

»La refinación de las emociones debe ser introducida en la vida.

»En los bosques busquen Mis indicaciones.

»En las montañas escuchen Mi llamada.

»En el murmullo de un arroyo atiendan a Mi susurro.

»¡Ámenme! ¡Su poder crece con el amor!

»El mundo entero es el Cuerpo del Señor. Y Mi Corazón es la Casa para ustedes».

Nuestro contemporáneo, el Avatar Sathya Sai, enseña lo mismo: «No existe nada en el mundo que no sea la Manifestación de Dios. No duden que el cosmos entero está impregnado de Dios y que todo (lo que sucede) está dentro de Él. No hay ni un solo átomo en el universo que no esté impregnado con lo Divino.

»Yo hablo del Amor. Yo te guío por el Sendero del Amor.

»¡Entre todas las cosas, el corazón es lo más importante!

»El destino del ser humano es progresar de lo humano a lo Divino.

»El propósito de la vida es crecer en amor, multiplicar este amor y unirse con Dios, Quien es el Amor mismo. La mejor manera de hacerlo es a través del servicio. Para desarraigar el egoísmo, no existe nada mejor que el servicio.

»Debemos amar hasta que nos convirtamos en Amor y nos unamos con Dios, Quien es Amor. Todo es muy sencillo.

»Dios es Amor y el Camino más rápido y directo hacia Él pasa a través del amor en la acción, en el servicio desinteresado a otras personas.

»Busquen a Dios con el corazón, y no con los ojos dirigidos hacia lo externo».*

<<< >>>



Ecopsicología
Buy from Amazon

Bajalibros

 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto